Balsa romana del Alamillo

Paseando por la urbanización del Alamillo (Puerto de Mazarrón) puedes encontrar variados restos de origen romano. Uno de los más destacados es la Balsa Romana.

 

Estuvo funcionando desde el siglo I d.C.

Tiene forma rectangular y hasta 1,35 metros de profundidad.

Dos de los muros están construidos contra el terreno y los otros dos están reforzados por contrafuertes. Interiormente está enlucida con mortero de cal y cerámica de color rojo. En el interiro se observan restos de cañas de refuerzo, que mejoraban la estanqueidad. El conducto de entrada del agua está en el ángulo noroeste y el de salida en el suroeste.

La función de la balsa fue la distribución de agua, a través de acueductos de entrada y salida. El agua provenía de un manantial situado a varios kilómetros en la zona de las Balsicas (hoy seco). El destino del agua serían las villas romanas de El Alamillo y del Puerto.

Los acueductos todavía pueden observarse en alguno de sus tramos, teniendo un canal de 0,2 metros de luz; adaptados al relieve de la sierra.

Deja un comentario