La torre de “El Molinete”

La Torre del Molinete es una de las tres torres defensivas costeras, construidas entre los siglos XV y XVI, que se encuentran en el municipio de Mazarrón (Murcia). Las otras dos son la Torre de Santa Isabel o de La Cumbre y la Torre de Los Caballos. Mazarrón en esos siglos es un territorio muy despoblado, con pocas defensas, y con el peligro real de las incursiones de piratas venidos de la costa Norte de África. Este hecho dará lugar a la necesidad de construir una serie de puestos fortificados a lo largo de todo el litoral que sirvieran de vigilancia y para dar aviso a la población del desembarco de piratas berberiscos. Como complemento defensivo de esos puestos fortificados se construirán también otras torres de vigilancia, éstas situadas más al interior, que recibían el aviso de las situadas en el litoral y a su vez lo comunicaban a los moradores próximos, siendo éste último el caso de la Torre construida en el Cerro de El Molinete.

Galería de fotos

La Torre del Molinete es la única de las tres torres vigía que se encuentran en el casco urbano de Mazarrón, pues las otras están en la línea de costa, y corona el llamado Cerro del Molinete, que es la gran zona verde del núcleo urbano de la ciudad, dominando así toda la bahía como puesto de vigilancia y aviso a la población frente a la posible llegada de invasores desde el mar.

La Torre del Molinete es una construcción de carácter defensivo, realizada en mampostería de piedra caliza tomada con argamasa de cal y de planta circular, por lo que parece que recibe el nombre de “El Molinete” por su gran parecido con la tipología de los molinos de viento, tan presentes en estos entornos.

Al estar edificada en la parte más alta del Cerro del Molinete, dispone de unas privilegiadas vistas sobre todo su entorno, con visión directa a las torres de vigilancia situadas en primera línea de la costa de la Bahía de Mazarrón, es decir, las torres de Santa Isabel, Los Caballos, Cope (municipio de Águilas) y Santa Elena (La Azohía) sirviendo claramente como importante bastión de vigilancia y defensa de Mazarrón.

La construcción de esta torre defensiva se atribuye a la época de los Reyes Católicos y es Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento desde 1985 (BOE nº155, de 29 de junio de 1985). Es de propiedad municipal y figura en el Registro Municipal de Inmuebles (Asiento nº 44, del Inventario de Bienes del Ayuntamiento de Mazarrón), como adquisición por Real Cédula de Felipe IV, dado en Madrid en agosto de 1572. Esta construcción no fue levantada por el Concejo mazarronero sino por la Casa del Marqués de Villena (actualmente desaparecida). La Casa-Fortaleza de los Villena se encontraba a los pies del cerro del Molinete.

Por su situación elevada sobre unas rocas, en la cima del cerro, antes carecía de un acceso fácil y su interior disponía de una única sala, con unas dimensiones bastante reducidas (la Torre tiene 21,20 m² de superficie construida y un diámetro interior de 2,50 m aprox.), lo que corresponde a una construcción defensiva y pensada únicamente como puesto de vigilancia.

Por su elevación, cuenta con importantes vistas sobre el entorno, destacándose como un importante punto de observación de los edificios históricos referentes de Mazarrón, como son las Casas Consistoriales, el Castillo de los Vélez, las Iglesias de San Antonio de Padua, de San Andrés y de La Purísima, el Coto Minero de San Cristóbal.